Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘casa prefabricada’

Finalizada en marzo de 2019, esta casa modular en Amagansett, Long Island, tiene cocina, cuatro dormitorios y tres baños en 548 metros cuadrados. Para construir la parte principal de la estructura se usaron cuatro contenedores marítimos de 40 por 8 pies, dos colocados uno al lado del otro y dos más apilados encima. El interior se dejó diáfano para crear un espacio interior mayor. Todo el edificio se instaló en dos días y se completó en dos meses.

La firma de arquitectura de Nueva York, MB Architecture, es la responsable del proyecto. Situada en un terreno triangular y boscoso, han transformado 4 contenedores marítimos en una casa de fin de semana con un gran espacio exterior y suficiente espacio para una piscina, aprovechando las hermosas vistas y mucha luz natural.

Además de la limitación del propio terreno pare la construcción, los clientes también tenían un presupuesto limitado, que, una vez terminada la obra, resultó ser mucho menor que el proyectado originalmente. Los contenedores marítimos fueron solución perfecta, reduciendo significativamente los costes y ofreciendo al mismo tiempo una estrategia de diseño única. MB Arquitectura propuso prefabricar el edificio fuera de la obra y reducir el coste del transporte.

Los diseñadores instalaron una amplia escalera, que ocupaba el ancho de un solo contenedor, y extendieron el alto techo de la sala de estar para crear una zona de entrada que diera al patio trasero. Se añadieron ventanas de suelo a techo y de pared a pared para aprovechar la luz natural y proporcionar unas vistas impresionantes y una amplia zona exterior.

Se colocó estratégicamente una casa de huéspedes de dos dormitorios, lejos de la estructura principal, para crear un patio entre los dos edificios, haciendo que la propiedad pareciera más grande.

Read Full Post »

Los contenedores industriales podrían convertirse en unidades tipo estudio para ayudar a aliviar la crisis de vivienda

Un plan para usar la propiedad de la iglesia para instalar viviendas asequibles podría estar llegando a buen término en unos meses a medida que un grupo local se prepara para anunciar un sitio en San Diego para crear un proyecto con 21 unidades en contenedores industriales adapatados.

“Estas casas necesitan una casa”, dijo Mónica Ball de Yes In God’s Back Yard, un grupo que se formó a principios de este año.

El grupo se describe a sí mismo en su sitio web, yigby.org, como un grupo colaborativo de profesionales intersectoriales llamados a abordar la crisis de vivienda de San Diego mediante el uso de propiedades de la iglesia infrautilizadas.

En los siguientes días se anunciará un sitio de la iglesia dispuesto a albergar los contenedores industriales, y una vez que el sitio esté preparado y los contenedores estén en su lugar, 21 personas mayores podrán mudarse para fin de año, dijo.

El nombre Yes In God’s Back Yard (sí en el patio trasero de Dios) es un juego de palabras que se desprende de la frase, Not in my back yard (no en mi patio trasero), una objeción que comúnmente se escucha en ocasiones cuando se proponen viviendas de bajos ingresos o servicios sociales en algunos vecindarios.

Como una forma de sortear esa resistencia, Ball dijo que YIGBY usará terrenos propiedad de iglesias u organizaciones sin fines de lucro para las viviendas, lo que encajaría con la misión de los propietarios del predio. El plan también haría que los pequeños proyectos sean más asequibles porque estarían en propiedades exentas de impuestos, dijo.

El alquiler estaría por debajo de la tasa de mercado y establecido por la agencia de servicios sociales que trabaja con la población alojada en la propiedad, dijo Ball.

YIGBY trabajará con CRATE Modular en Carson para convertir los contenedores en departamentos tipo estudio. El costo de compra será de aproximadamente 1 millón de dólares, y el costo total, incluido el transporte y la instalación, será de aproximadamente 3 millones de dólares. YIGBY tiene compromisos de financiadores para cubrir los gastos, dijo Ball.

El dinero se recauda a través de Funders Together to End Homelessness, un subgrupo de San Diego Grantmaker y compuesto por importantes filántropos y organizaciones, incluida la Comisión de Vivienda de San Diego, McCarthy Family Foundation y Alliance Healthcare Foundation.

La idea de usar terrenos de la iglesia para viviendas asequibles surgió de una reunión de almuerzo entre Ball y el recaudador de impuestos del condado de San Diego, Dan McAllister, a fines de 2017.

“Tuvimos una lluvia de ideas durante un par de horas y hablamos sobre diferentes cosas”, dijo McAllister sobre su almuerzo con Ball, un miembro de la junta de Urban People Living In Faith & Trust, o UPLIFT.

McAllister dijo que recordaba haberle dicho a Ball que muchas iglesias en el condado habían perdido miembros, dejando algunas de sus propiedades infrautilizadas. Asignar esa tierra para viviendas podría generar ingresos para las iglesias y al mismo tiempo ayudar a crear unidades de alquiler asequibles muy necesarias, dijo.

En cuestión de días, McAllister había propuesto una lista de 1100 posibles iglesias en todo el condado para viviendas potenciales. Ball dijo que la oficina del alcalde de San Diego, Kevin Faulconer, luego proporcionó una lista de 400 sitios específicamente dentro de la ciudad.

Para generar interés en el proyecto de San Diego, Ball ha dirigido cinco giras a Los Ángeles y el condado de Orange para mostrar posibles inversores y otros proyectos creados con contenedores industriales.

Andy Ballester, residente del condado de San Diego, cofundador de GoFundMe.com, fue uno de los primeros partidarios de YIGBY. Su Fundación BQuest, también miembro de Funders Together to End Homelessness, presentó una subvención de planificación al grupo para descubrir qué obstáculos imprevistos podrían presentarse.

“El modelo parecía demasiado perfecto”, dijo. “Pero después de 90 días de investigación, descubrimos que esto funciona”.

El plan sería crear pequeños proyectos de 10 a 30 unidades repartidas por todo el condado, ya sea a través de la construcción tradicional o contenedores de envío. Según la agencia involucrada, podrían alojar a personas mayores, familias de bajos ingresos, personas sin hogar, veteranos u otras poblaciones, dijo.

El proyecto costaría entre 140 mil y 167 mil dólares por unidad, sustancialmente menos que algunos proyectos locales de viviendas asequibles que han costado hasta 500 mil dólares por unidad, dijo Ballester. En Los Ángeles, recientemente se informó que un nuevo proyecto de vivienda para personas sin hogar costó hasta 700 mil dólares por unidad.

Después de 20 años, las organizaciones sin fines de lucro y las iglesias participantes serían las propietarias de los edificios en su sitio. Hasta entonces, también obtendrían una pequeña ganancia de la renta de los inquilinos, dijo.

Los contenedores industriales convertidos serían unidades de estudio aisladas de una habitación con sus propias cocinas y baños.

Amanda Gattenby, vicepresidenta de desarrollo de CRATE Modular en Carson, dijo que su pasión es desarrollar viviendas asequibles y tener un impacto en el mercado inmobiliario. CRATE Modular creó un edificio de dos pisos para Malibu High School y está trabajando en un refugio de 150 camas y centro de navegación para personas sin hogar en la ciudad de Buena Park. El predecesor de la compañía también construyó unidades de vivienda en Los Ángeles y el condado de Orange.

Si se desarrolla el proyecto de San Diego, Ball dijo que la vivienda servirá como una demostración para que los inversores financien más.

https://www.sandiegouniontribune.com/en-espanol/noticias/san-diego/articulo/2019-08-28/casas-en-contenedores-industriales-podran-ser-instaladas-en-propiedades-de-la-iglesia

Read Full Post »

Situado en el pueblo mágico de Cholula, Container City es un complejo con un estilo diferente ya que todos los bares y tiendas que están ahí son, literalmente, contenedores de metal como los que transportan cargas. El concepto es colorido y lindo, tiene características que lo hacen un sitio muy particular.

En este lugar podrás encontrar dese tiendas de ropa hasta restaurantes, cuenta también con bares, los cuales ofrecen  un excelente ambiente nocturno cada fin de semana.

Container City fue desarrollado por Gabriel Esper Caram, diseñador de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) , con la idea de salir de lo cotidiano.

El centro surge con base en un estudio para el desarrollo sustentable de ciudades dentro de ciudades y para su establecimiento se utilizó una base de casi 500 m2.

Los edificios de contenedores marítimos ya mencionados, son de esos que uno ve en barcos gigantes. Y como su nombre indica, este concepto arquitectónico busca crear una pequeña ciudad donde encuentras cualquier amenidad que necesites.

No dejes de visitarlo pasarás un rato agradable en compañía de tus amigos.

 

Read Full Post »

A continuación os dejamos enlace sobre este interesante documental sobre las casas contenedor.

http://www.rtve.es/alacarta/videos/otros-documentales/otros-documentales-construcciones-ecologicas-construccion-contendores/5146925/?pais=ES

Otros documentales - Construcciones ecológicas: Construcción con contendores - ver ahora

 

Read Full Post »


Read Full Post »

Casas container

Octavio Acerbo es el enérgico y autodidacta emprendedor que actualmente lleva a cabo el proyecto “Desarrollos Industriales Sustentables” en Uruguay, un emprendimiento arquitectónico que incluye las últimas tecnologías para aprovechar de la manera más eficiente los recursos naturales, sin dejar de lado la comodidad, el lujo y una estética original que acompaña el estilo innovador de las casas container.
Todo comenzó de pequeño acompañando a su padre Horacio, arquitecto, a trabajar en la construcción de un edificio en la calle Arenales en el barrio de Recoleta, disfrutaba verlo trabajar y ayudar en lo que pudiera, así como también lo hacía con su madre Matilde (periodista) respecto a la decoración.

Descendiente por el lado materno de la Nonna Elsa; de nacionalidad uruguaya, y de Claudio; italiano, pintor y militar, decidieron migrar a causa de la guerra y se instalaron en Pocitos, Montevideo.

Toda su vida veraneó en Punta del Este donde su familia posee un departamento en el famoso Malecón II en La Playa Mansa. De adolescente se aficionó al deporte del skateboarding de la mano de la fotografía y la filmación junto a su hermano, y posteriormente a los viajes por todo el mundo, coleccionando revistas y videos, conociendo artistas y lugares y trayendo a su ciudad natal, Buenos Aires, las nuevas tendencias y modas.

Creó el primer skatepark de la Argentina, MetroPark, en Parque Sarmiento y luego usó un galpón abandonando sobre la calle Salguero para construir MetroPark Indoor.

Un tiempo después encontró un petit-hotel en construcción sobre el pasaje Voltaire en Palermo Soho y lo inauguró como una galería de arte y estudio fotográfico. En uno de sus viajes adquirió un libro titulado “Container Atlas: A Practical Guide to Container Architecture”, y luego de vivir cuatro meses en Barcelona regresó inspirado y decidido a mudarse de Buenos Aires para invertir todo su tiempo y dinero en su propio proyecto sobre las tierras verdes y onduladas del Uruguay, cerca del aire renovador del mar.

Así es como en el año 2012 comenzó con la construcción de la primer casa, “4Flamencos”, llamada así por la cantidad de containers con la que fue diseñada y por la ubicación, frente a la Laguna de los Flamencos Rosados en Santa Mónica.

En 2014 con seis containers construyó “6Flamencos”, también en Santa Mónica frente a la laguna, de 180 m2 con dos balcones, suite, jacuzzi, electricidad tradicional más panel solar. En el 2015 continuó con “Casa Medellín”; un loft en planta baja con 120 m2, ubicada frente al Medellín Polo Club y la Laguna José Ignacio.
Hoy se encuentra con su plan más ambicioso: la casa container más grande del mundo, que estará terminada por Abril del 2019. “Laguna12”, por los doce apóstoles, cuenta con 3000 metros de jardín, su superficie es de 360 m2 (por los grados del mundo), tiene casa para huéspedes y pileta container, además de electricidad común y panel solar, más techo verde: así llamados por encontrarse cubiertos de vegetación con una membrana impermeable, ideales para el ahorro de energía y mejoramiento del hábitat. La frutilla de la casa es la glorieta sobre la laguna con jacuzzi para contemplar la puesta del sol. Otra particularidad de la casa, si es que faltara alguna, es su forma de U para mantener la privacidad de sus ocupantes sin desperdiciar el paisaje que ofrece sus alrededores ya que se encuentra frente a la Laguna de José Ignacio y su iluminación fue pensada como la casa que construyó el pintor Dalí en Cadaques.
Con motivo del opening de la casa container “Laguna12″, se realizará un evento el 19 de enero a partir de las 20 hs hasta la 01 am, en donde expondrán obras conceptuales en

madera y vidrio diferentes artistas plásticos y donde también participarán músicos y DJ’s locales e internacionales. También estará expuesta la obra fotográfica personal del autor del proyecto, un recorrido a través de 50 fotos aproximadamente desde sus comienzos al presente. Las puertas quedarán abiertas hasta el 31 de enero para aquel que quiera acercarse a conocer esta nueva forma de construir, que ya ha despertado el interés de aquellos que tienen en cuenta al medio ambiente y el ahorro de recursos naturales, no solo como accesorios sino imprescindibles para la planificación de viviendas. Además, su estilo “industrial” lleva una estética propia que también vale la pena conocer.
Para Octavio Acerbo, polifacético desde la infancia, esto es sólo el principio. Hasta el momento ha recibido diversas propuestas para construir casas container en zonas des- urbanizadas en Argentina y Uruguay, y lo más seguro es que Desarrollos Industriales Sustentables continúe en crecimiento.

https://www.infobae.com/mix5411/2019/01/10/desarrollos-industriales-sustentables-presenta-la-casa-container-mas-grande-del-mundo/

Read Full Post »

No es la primera vez que tratamos el tema de los contenedores marítimos como soluciones habitacionales, y es que, dada su practicidad y frente a las problemáticas residenciales sobre todo grandes ciudades, parecen ser una gran solución, tanto en viviendas particulares como en lugares públicos. En todo caso, muchos arquitectos los están utilizando ya en sus diseños.

Por ejemplo, en Sudáfrica, en Johannesburgo, el despacho de arquitectos Lot-Ek ha ideado un inmueble de seis pisos construidos a base de contenedores verdes y azules. Un total de 140, para ser precisos. El edificio está dividido en dos complejos, separados por un pequeño patio triangular y para ir de un lado al otro del inmueble los usuarios utilizan un pasillo al aire libre que sirve de balcón comunitario.

Sin duda, el diseño el edificio destaca en el barrio (y evidentemente, su aspecto industrial no le gustará a todos) pero viene a ser una solución a los problemas de vivienda que tiene la ciudad. Los apartamentos de este complejo tienen una superficie que va desde los 28 a los 56 m2; no muy grandes, es cierto, pero lo que sí tienen sus residentes es acceso a una pequeña joya común: una piscina y un solárium.

Cada vez es más común utilizar contenedores reciclados como viviendas o en soluciones públicas y privadas en las grandes ciudades, como también ha hecho el International Sustainable Development Studies Institute (ISDSI), en Tailandia, una escuela internacional que enseña, como su nombre indica, temas de desarrollo sostenible y ecología.

Para mostrar ante todo coherencia, el centro ha sido construido con contenedores dando lugar a un edificio de tres plantas: se pensó en primer lugar en utilizar el bambú como materia prima pero la gran importancia del cercano puerto de Bangkok y su tráfico de contenedores les hizo finalmente decantarse por esta solución. Uno de los principales retos a los que se enfrentaron fue al hecho de colocar debidamente los contenedores sin dañar el conjunto de árboles que rodea el centro de estudios.

Un recurso interesante

“Como recurso de aprovechamiento de material con otras funciones me parece interesante, porque no introduce más materiales en la cadena de producción y ayuda a paliar el gasto energético que produce la transformación de materias primas. Por otro lado existe cierto consenso en que el uso de materiales industrializados, que ya vienen preparados de fábrica, ayuda también al ahorro de emisiones de gases de efecto invernadero y de agua en la obra. Soy muy fan de la construcción modular -piezas iguales que se recombinan para configurar conjuntos singulares-, pero luego está el valorar si existen suficiente contenedores en el mundo para resolver el problema global de vivienda que tenemos o si es el sistema de construcción más adecuado a cualquier contexto”, explica el arquitecto Rodrigo Vargas, de UVE Arquitectura.

Sea como fuere, está claro que cada vez hay más construcciones con este material que ya empieza a formar parte del paisaje urbano.

https://www.idealista.com/news/inmobiliario/vivienda/2018/12/17/770713-pros-y-contras-de-convertir-los-contenedores-reciclados-en-una-solucion-a-la-crisis

 

 

 

Read Full Post »

Older Posts »